La Fuga de Monkey Island - Juego (PC, Macintosh, PlayStation 2)

La Fuga de Monkey Island
La Fuga de Monkey Island Escape from Monkey IslandMonkey IslandPC, Macintosh, PlayStation 2 2000 LucasArts EntertainmentSean Clark, Michael StemmleLucasArts EntertainmentGrimE, iMUSE
Recomendar desde Facebook Recomendar desde Twitter Enviar a meneame Enviar a meneame Compartir en Google+ Pint It Enviar a un amigoQuien haya jugado en su día cualquiera de las anteriores entregas de la Saga Monkey Island, recordará la expectación y la emoción con la que esperara el lanzamiento de la Cuarta Parte: La Fuga de Monkey Island. Tardó tres años enteros en salir al mercado, y llegó a nuestras manos cambiado, mejorado y muy modernizado. No en vano, la LucasArts ya había innovado sus proyectos con su motor GrimE, llamado así porque lo crearon para Grim Fandango. Esto quiere decir que entramos en el mundo de los juegos pseudo-3D, o semitridimensionales: prescindimos del ratón (es extraño, muy extraño, cuesta acostumbrarse), movemos al personaje con las teclas direccionales, e interactúa con aquello que le hacemos mirar. Acostumbrados a señalar con el puntero un punto y esperar a que el muñeco acudiera, hacerlo marchar con el teclado como en un juego de acción, es desconcertante. Al principio lo normal es que Guybrush Threepwood, nuestro protagonista, se mueva de aquí para allá como si se hubiera pasado con el grog. Aprender a correr y frenar con dignidad ya depende de la habilidad de cada uno, pero, resumiendo: como siempre, la historia y los escenarios te atrapan enseguida y tu cerebro se concentra en jugar, jugar, jugar. Con todo el entorno etiquetado sólo para nuestros ojos, correr y actuar es una experiencia nueva.

En La Fuga de Monkey Island nos cuentan la siguiente entrega de las aventuras de Guybrush y su flamante esposa Elaine. A lo largo de The Secret of Monkey Island, Monkey Island 2: LeChuck?s Revenge y The Curse of Monkey Island, han superado toda clase de situaciones y peligros, y han tenido que vencer a LeChuck una y otra vez. Los cuentos tradicionales terminan con el ?y se casaron y fueron felices y comieron perdices?, lo que ocurre después se deja a la imaginación, y ahí queda la historia. En este caso, sí nos enteramos: el infierno vuelve a empezar nada más volver de la Luna de Miel. Un LeChuck polifacético, más sofisticado, más cabreado y más peligroso que nunca, les espera en Isla Melée...

Esta cuarta parte de la Saga Monkey Island es completísima y recorre todos sus grandes clásicos pero muy amplificados. Más allá de las batallas de insultos, aquí nos enfrentaremos al Insulto Definitivo. Por fin el término Monkey va convertirse en toda una iconografía comprensible: hay que defenderse del villano mono Kangu Mandril, y aprender Monkey Kombat si queremos seguir adelante y... y más cosas con mono que no vamos a contar. A cambio, echamos de menos a los pollos. No cabían todos en la isla.

Seguramente es la entrega en la que más competiciones y puzles complejos se concentran. Las soluciones son a plazos, hay puzles dentro de puzles y la maraña se va resolviendo con paciencia y diversión a partes iguales, porque son en general fantásticos. Hay uno mítico, especialmente brillante, que ningún jugador habrá olvidado, que consiste en encontrarse Guybrush a su yo del pasado, o del futuro, depende, en el pantano. La secuencia de acciones es la que es, y si no es correcta se produce una paradoja espacio-temporal que acaba con todo.

Y siempre los grandes momentos de Humor e Ingenio a los que nos tienen acostumbrados, que no faltan y no fallan. Además de personajes, conversaciones, situaciones etc que dan pie a chistes, bromas y guiños, hay apartados enteros que en sí son una humorada total. Nada menos que existe El Palacio de la Prótesis, con su máquina Fichomatic para localizar las fichas de cada cliente pirata al cual han fabricado un trozo postizo de su anatomía: es el recontrachiste de piratas, el metacliché disecado, hasta el infinito y más allá. Y el mono que la maneja está de vacaciones. Impagable.

© 2013-2018. aventuraGrafica.es
Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información