Runaway: A Road Adventure - Juego (PC)

Runaway: A Road Adventure
Runaway: A Road Adventure RunawayPC 2001 Pendulo StudiosFX Interactive
Recomendar desde Facebook Recomendar desde Twitter Enviar a meneame Enviar a meneame Compartir en Google+ Pint It Enviar a un amigoUn clásico instantáneo. Así se puede resumir la experiencia de jugar Runaway: a Road Adventure. Creada en 2001 por Pendulo Studios (ya conocida por su Hollywood Monsters), tiene todos los ingredientes de las aventuras gráficas de mitad de los 90. Para empezar, nació en estilo cartoon y así se quedó por el resto de la trilogía. Los escenarios hechos a puro detalle, los personajes y el humor son automáticamente reconocidos y apreciados por el jugador habitual de aventura gráfica. Salió en su día con unas características técnicas bastante exigentes por un lado, y unos cuantos bugs por otro, lo cual desesperó bastante a la hora de jugar; pero este título está más basado en la creatividad que en la tecnología, y esa es la clave: en el acelerado mundo del videojuego, una aventura gráfica se consagra así.

Brian Basco, neoyorkino, estudiante brillante y ex-niño prodigio, acaba de licenciarse en Físicas. Mete el equipaje en su coche y pretende viajar de costa a costa hasta California, donde hará el doctorado; pero antes de salir a la autopista, entra en Manhattan para recoger un libro que dejó encargado. La historia es relatada por el propio Brian, mejor dicho: por el Brian de "después". Y es que, como él mismo dice, la vida puede cambiarte en una décima de segundo. Atropella sin querer a Gina, una exuberante morena que sale de un callejón oscuro huyendo, según le cuenta luego, de los mafiosos que acababan de asesinar a su padre. Y a partir de ahí, cada decisión que toma va transformando a Brian el ?nerd? en Brian el resuelto aventurero. Ya lo dice el título: es una road adventure y, aparte de recorrer una carretera, se recorre un misterio, una buena historia, y varias sorprendentes transformaciones y sorpresas.

Sobre escenarios 2D renderizaron los dibujos 3D de los personajes y de los objetos utilizables, dándoles un volumen natural y movimiento fluido; los objetos con los que interactuar queden así tan sumamente bien integrados en el escenario que a veces son difíciles de encontrar, obligando paradójicamente a volver a la caza del pixel de las primeras aventuras gráficas. Esto es relevante durante el juego, porque Runaway: a Road Adventure sigue a rajatabla la regla de no hacer puzles hacia atrás, es decir, por ejemplo: nunca ocurrirá que encuentres antes la cuerda que el pozo, y si ves la cuerda, no la podrás coger hasta que sepas que el pozo existe y surja la necesidad de bajar por él. Esto significa que muchos de los atascos en los que puede verse el jugador se deban a que no ha agotado una conversación, y al completarla se liberará el uso del objeto clave: toca repasar escenarios. Esto convierte la aventura en complicada sin ser difícil, y hay que seguirla según su lógica y su orden, por lo cual no existe libertad a la hora de jugar. Pero esto no la desmerece sino que la convierte en una AG de corte tradicional.

Para la banda sonora de Runaway: a Road Adventure, el grupo Liquor compuso exprofeso 4 temas, destacando el principal que suena en la intro y al final. Cualquiera que haya jugado la aventura sabrá que es pegadizo, suena indie y años después la sigues recordando. Por contra, los doblajes en español son de calidad pero planos, y apenas algún personaje destaca por la interpretación de sus diálogos. Digamos que la acción, la explícita violencia física y verbal que salpica la historia, pedían doblajes menos ?correctos? y más vívidos, pero siempre es cuestión de gustos.

Resumiendo, Runaway: a Road Adventure continúa el old-style para un público nostálgico de títulos como Broken Sword: La Leyenda de los Templarios y Las Fuerzas del Mal, Gabriel Knight: Sins of the Fathers y en general el género de intriga con un punto esotérico. Recorrer EEUU conociendo enclaves y personajes absolutamente originales también es un aliciente constante en el juego, que hace lo que tiene que hacer: enganchar. Ah, por cierto: es de factoría 100% española.

© 2013-2018. aventuraGrafica.es
Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información