Fenimore Fillmore: The Westerner - Juego (PC, Wii)

Fenimore Fillmore: The Westerner
Fenimore Fillmore: The Westerner Fenimore FillmorePC, Wii 2003 Revistronic
Recomendar desde Facebook Recomendar desde Twitter Enviar a meneame Enviar a meneame Compartir en Google+ Pint It Enviar a un amigoEn 1996 Revistronic publicó su 3 Skulls of the Toltecs, pero la secuela no llegó hasta el año 2003. Fenimore Fillmore: The Westerner, es la segunda entrega de esta saga ambientada en el Salvaje Oeste pero también en los spaguetti western y los amados clásicos de Monkey Island. Revistronic, la pequeña desarrolladora española, consiguió rentabilizar su primera entrega e insistir en su proyecto: aventuras gráficas llenas de humor e innovando muchos de sus aspectos, como se verá en su tercera parte Fenimore Fillmore: Revenge, del 2008.

Fenimore Fillmore de nuevo se ve envuelto en un ataque, esta vez a un granjero, en cuya defensa interviene. El granjero le cuenta que viene siendo víctima de estas presiones matoniles por cuenta de Starek, el terrateniente malvado de esta historia, que pretende hacerse por cualquier medio de todas las tierras de la zona. Fenimore es un desfacedor de entuertos y su aventura consistirá en derrotar a Starek con ayuda de unos cuantos aliados, entre ellos la sobrina del villano, una maestra que lo hipnotiza a primera vista. Siendo una historia sencilla, la trama toca todos los palos que adornan un buen western y no fueron explotados (del todo) en la primera parte: el cacique, el banquero y el sheriff conchabados, la maestra del pueblo, la Tienda, los granjeros...

El juego pone a disposición todos los escenarios y varias misiones a completar de manera no lineal, por lo cual es difícil atascarse: a lomos de Rayo el jugador siempre tiene algún lugar que explorar y algún secundario con el que hablar. Rayo el caballo funciona con zanahorias, y se consiguen cultivándolas (modo lento y barato) o comprándolas (modo rápido y caro). Este es uno de los juegos dentro del juego, una miniestrategia fundamental, pues quedarse sin dinero y sin combustible supone no poder circular hasta la siguiente cosecha. Otra forma de ganar y perder valiosos dólares es batirse en duelo de insultos, un estupendo y logrado homenaje a nuestro Guybrush Threepwood. The Westerner contiene más minijuegos para resolver puzles, como un shooting para el que hay que tener buenos reflejos y gran precisión con el ratón; pero esto no lo convierte en un juego de acción ni de rol, aunque añade dinamismo y entretenimiento a la aventura gráfica. Las acciones disponibles están a la altura de la aventura: además de las consabidas Andar, Hablar, Mirar, Coger o Usar, tenemos Montar a caballo, Desenfundar, Disparar o Beber Zarzaparrilla. Es el tipo de coherencia que engancha, un guiño al jugador.

The Westerner está completamente desarrollado en 3D, tanto personajes como escenarios, y gracias al motor PICTuRE (original de Revistronic) se utiliza sólo el ratón, lo cual sube muchos puntos su jugabilidad y lo aparta de otros 3D de la época como Broken Sword 3: El Sueño del Dragón, que se jugaba sólo con teclado. Este tridimensional queda particularmente bien en los personajes, con una expresión facial ágil y detallada. Los escenarios también están muy trabajados, aunque según qué ángulo de cámara nos coloca en planos raros, como cuando queremos información sobre algún objeto: sólo nos lo acerca, no lo describe. Pero The Westerner compensa estos inconvenientes con una luminosidad espectacular, con sombras muy logradas, y unas animaciones fluidas, realistas y muy cómicas. El aspecto sonoro es destacable en los doblajes, divertidos y acertados, y correcto en efectos y música ambiental, que sencillamente acompañan la acción.

El humor es la gran baza de The Westerner, y al humor hay que recurrir unas cuantas veces a lo largo del juego para no abandonar a causa de varios bugs, algunos especialmente irritantes. Siempre es una buena costumbre salvar partida, y en este caso es necesario porque obliga a reiniciar. A pesar del parche 1.5...

Y sí, sí, no lo podemos negar. Fenimore Fillmore es clavado a cierto personaje Pixar, pero el humor es puro LucasArts: una combinación bizarra y bastante explosiva.

© 2013-2021. aventuraGrafica.es
Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información