Fenimore Fillmore: 3 Skulls of the Toltecs - Juego (PC)

Fenimore Fillmore: 3 Skulls of the Toltecs
Fenimore Fillmore: 3 Skulls of the Toltecs Fenimore FillmorePC 1996 RevistronicWarner Interactive Entertainment
Recomendar desde Facebook Recomendar desde Twitter Enviar a meneame Enviar a meneame Compartir en Google+ Pint It Enviar a un amigoLa desarrolladora española Revistronic lanzó al mercado en 1996 lo que resultó ser su primer gran éxito. 3 Skulls of the Toltecs obtuvo buenas críticas y salió también a triunfar fuera de nuestras fronteras. Hernán Castillo, el padre de la criatura, consiguió financiar su proyecto nada menos que con la Warner, y con los años ese proyecto se convirtió en trilogía: en 2003 publicaría The Westerner, y en 2008 Fenimore Fillmore: The Revenge. Esta primera aventura gráfica de la empresa se convirtió en poco tiempo en un pequeño icono de culto, y por varias razones: su diseño gráfico, su humor característico y el manejo point & click, todo lo cual hace que esté directamente emparentada con las joyas de Lucas Arts. Pero su pariente más cercano quizá sea Freddy Pharcas: Frontier Pharmacist, una comedia de la factoría Sierra, también ambientada en el Oeste de mitad del siglo XIX.

3 Skulls of the Toltecs, para dar una idea rápida, es un cruce de Mortadelo y Filemón, Lucky Luke y The Secret of Monkey Island. El protagonista es Fenimore Fillmore (se pronuncie como se pronuncie, ya es un chiste en sí), un joven cowboy que está en el momento oportuno y en el lugar oportuno: unos bandoleros asaltan a un vendedor ambulante, Fenimore interviene y después asiste al charlatán malherido; éste le habla de tres misteriosas calaveras de oro toltecas que conducen a un inmenso tesoro, pero para ello es preciso conseguirlas todas. Con una torpeza digna de un Threepwood, Fenimore remata involuntariamente al moribundo y se queda con la primera de las calaveras.

Con esta trepidante intro, en la que ya hemos conocido al bueno, a los bandoleros y también al oscuro Fray Anselmo, empieza la aventura gráfica. Conoceremos más tarde al auténtico villano, el coronel Leconte, al sheriff, a la chica alegre, al pianista, a los indios, a los juaristas... todos los personajes que no pueden faltar en una buena historia del Salvaje Oeste. Y con ellos o contra ellos, Fenimore deberá reunir las antiguas calaveras de los toltecas.

3 Skulls of the Toltecs es atractiva por muchas cosas. Su dibujo animado, sin ser especialmente pulido (ni siquiera proporcionado), es colorido, vivaracho y muy simpático. Los diálogos son muchos, y esta aventura gráfica es de esas en las que hay que elegir qué línea vas a seguir, porque las que no eliges suelen desaparecer si no son relevantes para el juego: nunca sabrás si te has perdido algún chiste absurdo especialmente bueno, que son la salsa de este tipo de aventura. Para evitar esto, lo mejor es tratar de intuir cuál es el diálogo que desbloquea información, y antes agotar los demás. Por ejemplo.

La interfaz es clásica, con las acciones escritas e iconos de los objetos que Fenimore va recogiendo. Los puzles son ingeniosos, no demasiado rebuscados pero con momentos retorcidos, aunque se deba a veces a un problema técnico: hay objetos que están de repente donde antes no estaban... Se echa en falta variedad y chispa en las respuestas a la hora de combinar los ítems, pero lo mismo ocurre en muchas otras aventura gráfica. Aviso a navegantes: en 3 Skulls of the Toltecs hay dead ends... no diremos cuántos ni dónde, pero guardar siempre es una buena costumbre. Los doblajes son decentes y la música ambienta y acompaña, y siempre se pueden desactivar. En conjunto, y por buenas y malas razones, hay juego para muchas horas.

Las 3 Calaveras de los Toltecas es ante todo divertido, pero conforme avanza el juego compruebas que la historia es larga, densa y con muchos más elementos de los que se le podrían suponer, siendo en apariencia una ?comedia gráfica?. No es necesario ser un fan del género: la aventura y el humor son el auténtico género.

© 2013-2018. aventuraGrafica.es
Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información